LA EDUCACIÓN SIN PAR DE FINLANDIA

17.01.2013 12:51

INFORMA: Boricuas por un Nuevo País 

    El sistema de enseñanza finlandés es considerado el estándar internacional de buena calidad y equidad educativa. Este país, donde la educación es gratuita en todos los niveles y dónde no existen escuelas, ni universidades privadas, tiene un sistema educativo que es diametralmente opuesto a lo que conocemos como los sagrados cánones de la educación. Pero además, tiene muchos logros que compartirle al mundo en otros renglones, como los económicos y sociales. Por ejemplo:
Desde el surgimiento de PISA en el año 2000 (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos), este país europeo de unos 5.262.930 habitantes (2011), se ha mantenido entre los mejores resultados de estas retantes pruebas. Según el gobierno finlandés su éxito en las pruebas PISA y de su educación pública se puede concentrar en nueve puntos:

1. Oportunidades iguales: el sistema educativo de Finlandia ofrece iguales oportunidades a todos independientes de su residencia, sexo, situación económica, ambiente cultural o lingüístico. La red de centros tiene una distribución regional amplia. No hay escuelas diferenciadas por sexos. La educación básica es gratis incluida la instrucción, el material escolar, el comedor escolar, el cuidado de salud y dental, el desplazamiento, la educación especial y la recuperación de los aprendizajes no adquiridos.
2. Exhaustividad de la educación: la educación básica abarca nueve años, entre 7 y 16 años. Los centros no eligen sus alumnos, pero todos los alumnos pueden elegir un centro en su distrito escolar. Los alumnos no se canalizan a centros diferentes ni se separan según su capacidad.
3. Profesores competentes: todos los profesores tienen alta calificación y tienen una elevada dedicación. Para ser profesor se necesita tanto formación académica a nivel de master o similar, como formación pedagógica que incluya prácticum. La profesión de profesor es muy reconocida en Finlandia y por eso las universidades pueden elegir los estudiantes con más motivación y talento. Los profesores tienen gran independencia en su trabajo.
4. La orientación escolar y la educación de los estudiantes con necesidades específicas de apoyo educativo: hay muchos recursos para el aprendizaje individual y la integración de los estudiantes. El currículo incluye líneas alternativas para conseguir este objetivo. La educación especial está integrada en la enseñanza ordinaria todo lo posible. Los orientadores escolares ayudan a los estudiantes adolescentes en métodos de estudio y en la elección de la educación en el segundo nivel.
5. Evaluación: la evaluación de los rendimientos del aprendizaje de centros y de estudiantes está incentivada y recibe apoyo. El objetivo es producir información que ayudará a los centros y a los alumnos a desarrollarse. En el primer nivel no hay pruebas nacionales del aprendizaje de los alumnos, clasificación de los centros ni sistema de inspección.
6. La importancia de la educación en la sociedad: la sociedad finlandesa valora muy positivamente la educación y la población tiene un nivel de educación elevada en relación con estándares internacionales. Un 75 % de los finlandeses en edad 25-64 años tiene por lo menos diploma de educación básica y un 33 % tiene un diploma académico superior, que es el mayor porcentaje de la Unión Europea. El consenso sobre la política de la educación es muy claro.
7. Una sistema flexible basado en empoderamiento: el sistema educativo es flexible y la administración educativa establece normas generales y ofrece apoyo para su desarrollo. El control central se establece a través de las finalidades de las leyes y regulaciones a través del establecimiento de un currículo. Los municipios tienen la responsabilidad de organizar la educación básica y concretar las intenciones en el currículo. Los centros y los profesores tienen mucha independencia en el desarrollo educativo y en el contenido de la educación.
8. Cooperación entre todos los niveles: se busca la interacción y la construcción de redes en todos los niveles de la administración, entre centros y entre otros actores sociales y los centros. Las autoridades educativas trabajan en cooperación con las organizaciones de profesores, colegios profesionales y con la dirección de los centros. Esto ha proporcionado ayudas muy elevadas para actividades de desarrollo.
9. Una concepción de aprendizaje activo y orientado a los estudiantes: la organización del trabajo de los centros y la educación se basa en una concepción de aprendizaje que está enfocado en las actividades de los alumnos y la interacción con los profesores, con otros alumnos y con el ambiente de aprendizaje.

(Tomado de: "El sistema educativo de Finlandia y su éxito en la prueba PISA". http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3975933 )

Al observar todos estos datos podemos suponer que el éxito educativo de este país está entrelazado con otros factores sociales y económicos y que no se trata de un programa educativo mágico sino el resultado de un país que se puso de acuerdo para lograr el bienestar de todos sus ciudadanos. Pero lo que más impresiona y pone a palpitar nuestro corazón es ver como ellos mismos reconocen que en su país se ha generalizado la mentalidad de la confianza. La confianza entre pares, educadores, padres, madres, estudiantes, sistema, gobierno, etc.. La confianza es quizás el motor más poderoso de Finlandia, el que permite que el proyecto de país corra afirmativamente. Quizás esa sea la mejor lección que Finlandia nos puede enseñar.
Para entender a que nos referimos los invitamos a ver el documental " El fenómeno finlandés: El sistema escolar más asombroso del mundo" y a leer algunos de los documentos que hemos integrado y que están disponibles en pdf para bajar.
En esta serie de discusiones sobre el tema educativo en nuestra página web los invitamos a atreverse a ver los problemas que nos aquejan, como el de la educación, con otra mirada. Año tras año discutimos en el ámbito gubernamental, académico y social la tragedia educativa que vive nuestro pueblo pero seguimos sin poderla superar. ¿Habrá que empezar a buscar nuevas soluciones, a entender que quizás estamos poniendo nuestro empeño en proyectos equivocados? Ustedes tienen la palabra.